380 mil hectáreas propias para cultivar arroz, estan ociosas

0
128

* Fuga de divisas por importaciones de arroz, por 400 millones de dólares  *Se regresaron  20 mil toneladas a Paquistán, contaminadas con “gorgojo Cahpra”,

El arroz, uno de los cuatro granos básicos de la dieta alimenticia, recibe pocos estímulos por parte de las instituciones gubernamentales. En la región sur-sureste de México existe el potencial más importante para ampliar la superficie de ese cultivo, con más de 380 mil hectáreas inundables cada temporada de lluvias y se encuentran inutilizadas.

Los productores del sur de Veracruz y parte de Campeche están convencidos de que, lo único que se puede producir en esta amplia extensión, es el arroz, en virtud de que, a lo largo de su desarrollo, requiere de una lámina acumulada de 1.50 a 2 metros de agua, y esta región cuenta con ese potencial hidríco.

El presidente del Consejo Nacional de Productores de Arroz, Pedro Alejandro Díaz Hartz, informó al respecto que, lo que piden al gobierno los productores del cereal, es crear la infraestructura mínima para aprovechar esa amplia superficie y depender menos del exterior en este grano.

Díaz Hartz puntualizó que la producción nacional es de 220 mil toneladas anuales, mientras que la demanda de la población del país es de un millón 150 mil toneladas. El resto, dijo, tiene que importarse. Las compras al exterior tienen un valor de más de 400 millones de dólares al año.

Reconoció que la Sagarpa tiene varios programas de apoyo a la producción de arroz, mientras que la Secretaría de Economía “va en sentido contrario”, al permitir importaciones desleales a la producción nacional, primero de Paquistán y actualmente de Vietnam.

Hace unas semanas, dijo, por denuncias de los productores mexicanos hubo necesidad de regresar 20 mil toneladas a Paquistán, contaminadas con “gorgojo Cahpra”, que es una plaga que no existe en México y, de haber ingresado, pudo haber originado un problema sanitario muy costoso para los productores de otros granos, como frijol y sorgo.

Dijo que el próximo mes de enero de 2014, se darán resultados de una nueva variedad de semilla de arroz, llamada “Prodigio de México”, que dará auténtica identidad al arroz mexicano y la marca es propiedad exclusiva de los productores mexicanos.

Como antecedentes, apuntó, adoptamos la marca de “Milagro Filipino” y una derivación que se hizo en México, a través de otra variedad que se denomina “Milagro Mexicano”. Los rendimientos de estas variedades en condiciones de temporal, es de 4.5 a 6 toneladas, y de 10 y 12 toneladas por hectárea en condiciones de riego.

Puntualizó que el arroz que se produce en México, es de muy buena calidad porque conserva hasta el 80 por ciento de sus calidades nutritivas y en particular en el caso del “Milagro Mexicano” tiene un mejor potencial de vitaminas, proteínas y minerales.

A su vez, el arroz que nos envían de Estados Unidos, es delgado y transparente; su composición química es de almidón, pues ya le quitaron sus propiedades nutritivas, como vitaminas, minerales y proteínas. Estas cualidades las utilizan para la fabricación de alimentos infantiles, obviamente a precios más altos.

Finalmente comentó Alejandro Díaz Hartz, que la organización que preside está en pláticas con tiendas de autoservicio para incorporar al arroz entre los productos a comercializar.

Pedro Alejandro Díaz Hartz

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here