DESATADO

0
1118

Observador Político 

Belisario Romero Sánchez

Así anda el mozalbete Vladimir Parra Barragán desde que el AMLO tsunami lo hizo ganar la diputación de mayoría relativa por el VIII Distrito Electoral Local. Protagónico a más no poder, lleva ya casi mes y medio actuando como vocero de los diputados de la coalición “Juntos Hacemos Historia”, papel que se auto- asignó motivado por sus delirios de grandeza, pues no representa ni a sus compañeros del extinto PES, mucho menos a los de MORENA y del PT.

Las actitudes de gran diva de la política colimeña y la locuacidad declarativa del ahijado político de Arnoldo Ochoa González y protegido del tirantitos directorcillo de lo que resta del periódico “Ecos de la Costa”, tiene más que enmuinados a casi todos sus compañeros diputados lopez obradoristas que juran y perjuran que le pararán los tacos a la hora del reparto de posiciones decisorias en la próxima LIX Legislatura Estatal.

Como los burros de buscan para rascarse, el trotskista trasnochado Vladimir Parra Barragán se ha ayuntado a la matahari de Altozano, Indira Vizcaíno Silva; y a la alcaldesa electa de Manzanillo, Griselda Martínez, trío auspiciado por el gobernador Ignacio Peralta y el todavía presidente del CDE del PRI, Rogelio Rueda Sánchez. De este amancebamiento político los Yáñez Centeno y Cabrera han informado ya al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Por grillo y avorazado, Vladimir Parra Barragán terminará sus aciagos días quedándose sin miel y sin jícara, pues ha perdido la franquicia PES y en MORENA no lo quieren de regreso, mucho menos en el PT donde manda y gobierna el senador electo Joel Padilla Peña, quien llegado el momento le clavará su colmillo largo y retorcido en salva sea la parte.

De entrada, ningún diputado local de los que juntos quieren hacer historia lo ha secundado en su puntada populista y demagógica de abaratarse con sueldos de 40 mil pesos mensuales sabedores de que lo que busca es ponérselos en charola de plata al gobernador Peralta con quien ya se arregló para que por debajo de la mesa le pase sus buenos fajos de billetes de alta nominación como lo ha hecho con los mercenarios diputados pridependientes Nicolás Contreras Cortés, Francisco Javier Ceballos Galindo y Luís Ayala Campos.

Como lo estableció con claridad meridiana hace unos días el abogado, escritor, poeta y analista político, Dr. Rogelio Guedea Noriega, el patético caso de Vladimir Parra “es preocupante precisamente porque esconde debajo de ese antifaz de joven de izquierda, luchador social e incluso intelectual (se regodea mostrando en sus redes sociales lecturas de altisonancia ideológica izquierdista y poesía revolucionaria) a un pequeño tirano, el clásico caudillo demagogo fascinado por el culto desmedido a la personalidad y capaz de traicionarse a sí mismo con tal de conseguir sus propios objetivos. Hoy quiere, precisamente, ser a toda costa coordinador del Congreso estatal, mañana querrá gobernar el planeta”. Y lo conseguirá si no lo paran a la voz de ya sus propios compañeros de viaje.

Ciento por ciento de acuerdo con Don Rogelio cuando afirma que Parrita “es un usurpador y un falsario. Un usurpador, porque ha hecho creer que ha llegado al Congreso del Estado por Morena cuando en realidad lo ha hecho por el Partido Encuentro Social (PES), hoy desaparecido como tal.

Y un falsario, porque sus intenciones no son colectivas sino personales, como las de cualquier autócrata. Es, junto con Indira Vizcaíno, el peor enemigo que tiene la coalición “Juntos Haremos Historia”. ¡Ta, ta, tan¡

Bajo la lupa

“Es tanta la obnubilación política de Vladimir Parra que ha llegado a embelesarse con la idea de su parecido físico con Andrés Manuel López Obrador, cuando éste tenía su misma o similar edad.

En su excesivo afán protagónico, Parra terminará por ser más destructivo para la coalición y el Congreso que constructivo para la sociedad, si no se le pone en su lugar a tiempo”, remata con puntería apache Rogelio Guedea Noriega. Porque las cosas como son, duro y tupido a bajarle los humos al desubicado aprendiz de político.

*El autor de esta columna es integrante del #G8-Independiente 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here