CON TINTA INDELEBLE

0
146

TAREA POLÍTICA

José Luís Santana

Así es como deberá enlistar a sus colaboradores el presidente electo de Tecomán, Elías Lozano Ochoa, si no quiere que le suceda lo que al ex priista que hace tres años se vistió de ropajes blancos y azules, José Guadalupe García Negrete, quien en repetidas ocasiones se ufanó de haber elaborado la suya usando un  lápiz con borrador para poder luego quitar y poner a discreción a quienes no le funcionaran. Eso sí, precavido, anotó su nombre y el de su esposa con tinta indeleble, no fuera a ser que también ambos salieran corridos con pitos destemplados de la administración municipal por concluir.

La ligereza con que García Negrete integró su primer equipo de trabajo provocó una altísima rotación del personal de confianza, inestabilidad organizacional, enrarecimiento del ambiente de trabajo y serias deficiencias en las operaciones administrativas que incidieron negativamente en la calidad de los servicios y las tareas encomendadas por ley al H. Ayuntamiento, además de mucho dinero de los contribuyentes tecomenses desviado al pago de indemnizaciones laborales por despidos injustificados. En promedio, tuvo hasta tres o cuatro titulares por puesto. La locura total.

Para evitar los graves desaguisados laborales que marcaron las pésimas decisiones de García Negrete, su relevo Elías Lozano Ochoa ha de aplicarse en serio a la selección cuidadosa, profesional, de quienes bajo su liderazgo deberán cumplirle a la población los compromisos que con ella adquirió de servirles con eficiencia, calidez y resultados, en un entorno social particularmente complicado por la estrechez financiera municipal, las desproporcionadas exigencias sindicales, la inseguridad y los problemas económicos.

Por eso y otras razones más, Elías Lozano Ochoa obligado está a invertible tiempo, trabajo y dinero al reclutamiento y a la  selección de los recursos humanos con los perfiles que la tan sensible administración municipal demanda y merece. En la medida en que el próximo alcalde contrate a los adecuados, a quienes den el ancho y el alto, a aquellos que garanticen el logro de los resultados que quiere lograr para los tecomenses, evitará las costosas rescisiones de compromisos laborales mal establecidos.

Elías Lozano Ochoa tiene dos meses para integrar un equipo de trabajo armónico y eficiente al mismo tiempo, con gente mayoritariamente afincada en el municipio, no en la capital del estado ni en Ciudad Guzmán como lo hizo en 2003/2006 el panista Elías Martínez Delgadillo, quien en este pecado llevó las consecuencias del desarraigo y desinterés de sus funcionarios  fuereños. Además de la armonía interna y la eficiencia, es aconsejable que también investigue a fondo los antecedentes de sus prospectos, pues ya trae muy metidos en sus alforjas a dos que tres nada dignos de fiar, no vaya a ser que le causen problemas que todavía está a tiempo de evitar. Avisado está.

“Haiga sido como haiga sido”, Elías Lozano Ochoa se ganó en las urnas el pase a la alcaldía de Tecomán 2018/2021, pero a partir de que tome posesión del cargo el 15/10/2018 deberá acreditarse merecedor del respaldo de quienes por él votaron y de quienes lo hicieron por el panista Sergio Anguiano Michel y la verde ecologista Eloísa Chavarrías Barajas.

 EL ACABO

Por Tecomán, los integrantes del Cabildo 2018/2021 deberán entender que la campaña política que los llevó a tan importantes cargos ya concluyó, y que en consecuencia deberán orientar su atención en la satisfacción de las expectativas e intereses de la gente y no en los de los partidos políticos que los postularon. Nada más pero tampoco nada menos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here