Ex líderes priistas rechazan haber dejado en crisis económicas a su partido

0
428

*Exigen Anzar Herrera y Martín Flores que el CDE del PRI aclare a “qué administraciones se refiere” al acusar que antes había retraso en pago de salarios.

Los ex dirigentes del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (CDE del PRI) Martín Flores Castañeda y Francisco Anzar Herrera rechazaron haber dejado “en crisis económica” al PRI en sus respectivas presidencias o haber retrasado los pagos de la nómina quincenal a los trabajadores, directivos y secretarios de ese instituto político, tal y como lo aseveró la actual dirigencia priista a través de un comunicado de prensa.

La dirigencia estatal del PRI, a través de un comunicado, tras reconocer que en la pasada quincena si se pago parte de la nómina de los trabajadores “con vales de gasolina”, afirmó que eso se hizo “para evitar lo que llegó a ocurrir en administraciones anteriores, en donde los pagos a personal en el PRI se llegaron a retrasar varias quincenas”.

Francisco Anzar Herrera, ex presidente del CDE del PRI, sobre el particular refirió que “sería sano que la actual dirigencia estatal del partido (que preside Rogelio Humberto Rueda Sánchez) aclarara a cuál dirigencia se refiere en su aseveración”.

Sin embargo, y en descargo propio, señaló que cuando él fue dirigente ello no ocurrió (el retraso en el pago a los trabajadores o pagos con vales) e incluso se dejaron recursos económicos para la operación administrativa del PRI.

Por su parte, Martín Flores Castañeda, también ex presidente del PRI, respecto a la situación que actualmente enfrenta el instituto político que dirigió precisó que “dejamos muy buenas cuentas y lo podemos decir con orgullo, teniendo el primer año un superávit con lo que se adquirió un vehículo nuevo para cada comité municipal; en el segundo año se adquirió un nuevo terreno, donde hoy ya debería estar construido el edificio el PRI”.

Incluso se dejaron recursos por 16 millones de pesos.

Consideró que los trabajadores del PRI no deberían tener problemas salariales, pues en “nuestro periodo lo que hicimos fue mejorarles las condiciones laborales a los trabajadores”.

Flores Castañeda asentó que con las finanzas del partido, bien administradas, “podemos tener un partido fuerte y sólido”.

Reconoció que debido a los resultados electorales obtenidos, las prorrogativas otorgadas al PRI se reducirán.

A FAVOR DE LA RENOVACION

Sin embargo, las cuotas de los militantes siguen siendo muy sustanciosas, “lo que permitirá a la nueva dirigencia, una vez que se elija, tenga una visión de integración, de abanderar las causas de los colimenses y encabezar las principales demandas, de buscar nuevos cuadros, capacitación, entre otros y por supuesto estar cerca de la gente, de lo que necesita y quiere y hacer gobiernos eficientes”.

Asimismo, Flores Castañeda dijo que el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado el cual preside, le apuesta “a una renovación no solo de la dirigencia, una renovación estructural, una evolución del partido que se adapte a los nuevos tiempos y a las circunstancias políticas, en donde es gobierno local, pero es oposición en lo federal y no solo eso, sino que solo tiene dos gobiernos municipales en la entidad y tiene una minoría en el Congreso local”.

En ese sentido, reiteró que el PRI se tiene que adaptar a los nuevos tiempos y circunstancias y hacer política de la buena, “ser un buen gobierno y ser un muy buen opositor”.

“Todo partido político, incluyendo al PRI debe evolucionar, lo que a nosotros nos tocó en la oportunidad que tuvimos de dirigirlo, dejamos muy buenas cuentas y lo podemos decir con orgullo, teniendo el primer año un superávit con lo que se adquirió un vehículo nuevo para cada comité municipal; en el segundo año se adquirió un nuevo terreno, donde hoy ya debería estar construido el edificio el PRI”, apuntó.

Considerando que los trabajadores del PRI no deberían tener problemas salariales, pues en “nuestro periodo lo que hicimos fue mejorarles las condiciones laborales a los trabajadores”.

Las finanzas del partido, bien administradas, “podemos tener un partido fuerte y sólido, no obstante que durante nuestro periodo recibimos el 40 por ciento de la votación y esas eran nuestras prerrogativas, hoy que son el 20 por ciento tendrán que ser bien administradas”.

“Si bien si reducen hoy en mucho las prerrogativas por la votación obtenida, las cuotas de los militantes siguen siendo muy sustanciosas, lo que permitirá a la nueva dirigencia, una vez que se elija tenga una visión de integración, de abanderar las causas de los colimenses y encabezar las principales demandas, de buscar nuevos cuadros, capacitación, entre otros y por supuesto estar cerca de la gente, de lo que necesita y quiere y hacer gobiernos eficientes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here