LOS NO TAN DESCONOCIDOS:

0
260

ESTACIÓN SUFRAGIO

Adalberto Carvajal

A quienes integrarán la mayoría de Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social en el Congreso local, se les ha tachado de tener poca experiencia y bajo posicionamiento político. Sin embargo, hay entre los futuros diputados algunos nombres conocidos que, por su misma trayectoria, suenan como probables coordinadores de la bancada.

O bien como líderes de cada una de las fracciones parlamentarias que integren un bloque, en caso que los legisladores lopezobradoristas prefieran dividirse para fines presupuestales por ejemplo.

Como jefes de la Diputación de izquierda, los lectores de esta columna apuntan a Vladimir Parra, ex dirigente estatal de Morena; al dos veces diputado local por el PRI, Arturo García Arias, quien se convertirá en el decano de la Legislatura, y al ex regidor de Tecomán, Julio Anguiano Urbina, quien presidió el comité municipal del PRI y, sí, es sobrino del ex gobernador Mario Anguiano.

También Francis Anel Bueno Sánchez ya fue diputada local, como suplente de Crispín Gutiérrez.

Por su parte, la ex dirigente de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias del Estado de Colima, Gloria Rechy Moreno, quien habría llegado al Palacio Legislativo con un perfil alto, es la única candidata de Morena por el principio de mayoría relativa que no consiguió su curul. Perdió ante Francisco Rodríguez García, ex dirigente estatal del PRD.

Que la bancada del presidente López Obrador en el Congreso de Colima tenga cohesión, agenda y disciplina, es importante porque la Diputación local será el contrapeso de un Poder Ejecutivo en manos priistas.

DE COLIMA PARA EL MUNDO:

Aunque no fungirán en el Poder Legislativo de Colima sino en el Senado y en la Cámara de Diputados, los futuros congresistas de la Unión emanados del lopezobradorismo podrían también llegar a tener injerencia en la política estatal.

Y no solamente en el Congreso local sino en el brazo político del movimiento: los partidos Morena (en proceso de consolidación), del Trabajo (una franquicia con nombre y apellido: Joel Padilla) y Encuentro Social (una marca en busca de concesionario).

Lectores de esta columna se preguntan sobre el peso político real que tendrán los candidatos que ganaron con los colores de la coalición “Juntos haremos historia” un lugar en San Lázaro, y el papel que en todo caso podrían jugar como representantes de AMLO en Colima.

El de mayor jerarquía en la fórmula es el futuro senador Joel Padilla Peña, líder vitalicio del PT en Colima. Muchos los critican por su pragmatismo (en la elección extraordinaria para gobernador, respaldó la candidatura del priista Ignacio Peralta) y por sus negocios en el ramo educativo: el Instituto José Martí, con su polémica licenciatura en Medicina, y el Centro de Desarrollo Infantil “Tierra y Libertad”, su propia versión del modelo Cendi desarrollado para atender a los hijos de los trabajadores de la educación.

Por esa vocación empresarial, Joel es blanco fácil de quienes pretenden descalificarlo como estadista (con argumentos absolutamente clasistas). Pero no podemos olvidar que el Partido del Trabajo, con Padilla Peña al frente, estuvo con López Obrador en 2006 y en 2012.

De hecho, cuando a mucha gente le daba vergüenza que la vieran en un mitin del Peje, el PT llenaba con sus huestes los auditorios y plazas donde se presentaba Andrés Manuel, y se hacían notar por sus porras y pancartas.

El suyo es un derecho de antigüedad, aunque me parece que el rango de acción de Joel Padilla como operador del Presidente de la República, seguirá limitado al PT y sus clientelas políticas.

Por falta de elementos, obviamos especular sobre el futuro político de la futura senadora Griselda Valencia de la Mora. Pero vale decir que ella fue secretaria de Organización del partido Morena en Colima.

Los reflectores están puestos en la dos futuras diputadas federales: Claudia Yáñez Centeno e Indira Vizcaíno Silva. Ambas ganaron la elección en su distrito y fungieron como operadoras de la campaña en su respectiva demarcación.

Es tentador suponer que, como ex diputada federal, ex alcaldesa de Cuauhtémoc y ex secretaria de Desarrollo Social, Indira tiene una trayectoria política suficientemente sólida como para proyectarse como vocera del movimiento progresista en Colima.

Mas no ignoramos que Claudia es hermana de César Yáñez, el histórico responsable de la comunicación social de AMLO desde que éste era jefe de Gobierno del Distrito Federal y a lo largo de sus 18 años de campaña hacia la Presidencia.

En ese sentido, como portavoz de la administración federal César Yáñez estará siempre cerca de López Obrador cuando el Presidente requiera saber algo con relación a Colima.

LA REPÚBLICA AMOROSA:

En mi columna anterior di por ganador de la elección para la gubernatura de Puebla al candidato de Morena, Luis Miguel Barbosa, pero al final el PREP dio la ventaja a Martha Erika Alonso, esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle.

Aunque hay visos de que los resultados acabarán recontándose “voto por voto, casilla por casilla”, si se confirma la victoria de la panista estaríamos quizá ante la última manifestación de la política inmoral, en donde el poder se usa en este caso para lograr una virtual reelección, o (es sarcasmo) ante la primera expresión de la República Amorosa que prometió AMLO.

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com. Esta columna también se puede leer en: www.carvajalberber.com y sus redes sociales.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here