MANZANILLO 2018

0
246

TAREA POLÍTICA
José Luís Santana Ochoa

El candidato a presidente del municipio capital económica del estado, Manzanillo, que el domingo 01/07/2018 se alce con la victoria, quedará lejos de la marca de 40 mil votos establecida en las elecciones de 2015 por la ex panista futura senadora de la República, vestida de verde bandera, Gabriela Benavides Cobos, y, en consecuencia, su distancia con quien quede en segundo lugar no será de 20 mil votos como la que hubo entre ella y el enterrador del priismo porteño, Francisco Zepeda González, quien ahora va de nuevo directo a la derrota como candidato a diputado por el Segundo Distrito Electoral Federal, sino mucho menor.

Hay varios elementos para esperar que esta elección en el municipio porteño sea mucho más cerrada que la anterior, empezando porque quien busca ocupar el cargo por tercera ocasión, Virgilio Mendosa Amezcua, ahora no tiene el voto duro panista que sí tuvo en 2015 Gabriela Benavides Cobos. Otro punto a considerar es que la panista-panista Martha Leticia Sosa Govea y su equipo de campaña hoy son mucho más competitivos de lo que hace tres años lo fueron Francisco Zepeda González, enterrador del priismo porteño, y sus no muy convencidas huestes.

Aunando a lo anterior, el candidato independiente López Obradorista, Carlos Alberto Arellano Contreras, quien siempre había operado a favor del partido en el poder estatal, se ha tomado en serio su candidatura convencido de poder lograr hasta un par de regidurías. La votación que obtenga mermará la del ganador pero también la de la candidata oficialmente morenista, Griselda Martínez, muy venida a menos a partir de que aquel le declaró su amor electoral al candidato presidencial de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador.

Virgilio Mendosa Amezcua, PVEM/PRI, es el candidato obligado a ganar porque él y su grupo han sido gobierno municipal los últimos seis años; porque durante todo este tiempo ha creado una fuerza de tarea electoral generosamente avituallada; y porque los programas sociales que ha puesto en marcha le han permitido hacerse de una amplia clientela de electores difícil de reconquistar por sus competidores con solamente suela, sudor y saliva. Para superarlo en sus fortalezas, sus adversarios necesitarían un poco de gracia y otras cositas.

Virgilio Mendosa Amezcua puede ganarle la partida a su más fuerte competidora Martha Leticia Sosa Govea (PAN) que a partir de la segunda mitad de su campaña se ha visto más echada pa ’delante, más competitiva, con mayores bríos, pero él no llegará a los 32 dos mil votos que recibió en las elecciones de 2012 cuando por segunda vez ganó la alcaldía de Manzanillo yendo con los colores y siglas del Partido Acción Nacional. La partición del voto de los manzanillenses que es de esperarse para el ya muy próximo domingo de la verdad, provocará que el ganador de la alcaldía lo haga por debajo de los 27 mil 500 que recibió en 2006 cuando debutó en la arena política electoral.

Y es que las condiciones de la competencia electoral municipal 2018 en Manzanillo son muy diferentes a las de las inmediatas anteriores, todo puede suceder. ¡Y todo es todo¡ En esta ocasión ni Virgilio ni Martha Leticia pueden esperar jalón alguno de sus respectivos candidatos presidenciales, al contrario, ambos han tenido que lidiar con los negativos asociados tanto a José Antonio Mead Kuribreña (PRI/PVEM/PAANAL) como a Ricardo Anaya Cortés (PAN/PRD/MC).

EL ACABO

* Es muy probable que las cuatro diputaciones locales de mayoría relativa que se disputan en Manzanillo, una de ellas, la correspondiente al Distrito Electoral XIV, compartida con Minatitlán, queden equitativamente distribuidas, dos y dos, entre las coaliciones PRI/PVEM y PAN/PRD.

* El miércoles 27 de junio de 2018 terminan las campañas electorales para dar paso a la preparación del definitorio día “D” cuando se verá de que vaquetas salen más correas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here