Realizan operativo para detectar y sancionar a falsos curanderos

0
62

Con el fin de proteger a la población de supuestos médicos que prestan sus servicios en establecimientos o incluso en la vía pública, la Secretaría de Salud y Bienestar Social, a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris), realiza operativos de vigilancia sanitaria en el estado, para identificar a prestadores de servicios que no cumplen con la normatividad sanitaria vigente y aplicar las sanciones que marca la ley.

La Coespris detalla, que en estas supervisiones se ha detectado que estas personas se instalan en sitios públicos, con vehículos y a través de bocinas, promover y ofrecer sus productos que supuestamente curan enfermedades crónicas u otros problemas de salud, situación que ha sido reportada, toda vez que esta es una práctica ilegal y riesgosa para la salud.

La autoridad sanitaria expone que si la población necesita los servicios de un médico, asista a un consultorio legalmente establecido, con aviso de funcionamiento expedido por la autoridad sanitaria estatal y con infraestructura y equipo requerido por la normatividad sanitaria para brindar atención médica.

Asimismo, el profesional de la salud debe contar con cédula profesional y tener en el consultorio su título a la vista.

De la misma manera, puntualiza que un médico no debe vender medicamentos en el consultorio, por lo que los pacientes deben de acudir a las farmacias a surtir la receta. Y en caso de que obsequie una muestra médica, ésta debe darse en un envase o caja que contenga el nombre, características y registro sanitario del medicamento.

Destaca la Coespris que las denuncias de la población, coadyuvan a identificar a los establecimientos o personas que operan al margen de la ley, por lo que se solicita marcar al 01 800 REGULAS (7348527), proporcionando el nombre del establecimiento o de la persona que ofrece los servicios.

Cabe mencionar que también realizan operativos para la detección y aseguramiento de los productos conocidos como “frontera” o “milagro”, ya que el principal riesgo que implica adquirirlos es que las personas enfermas abandonen su tratamiento médico, creyendo que el producto “milagro” lo sustituye.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here