El estado de Colima reprobado en materia educativa

0
765

* Se encuentra entre las entidades en retroceso en materia educativa, según la ONG Mexicanos Primero.

Para la organización Mexicanos Primero, ningún estado garantiza el derecho de los niños a aprender y participar en la escuela. Ninguna de las entidades federativas del país obtuvo una calificación satisfactoria en el Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa, de la Asociación Civil.

Ningún estado cumple plenamente con su responsabilidad educativa, en ningún estado se garantiza hoy en día el derecho de todas las niñas, niños y jóvenes a estar, aprender y participar en la escuela”, señaló Jennifer O’Donoghue, directora de Investigación de Mexicanos Primero.
Mexicanos Primero informó que, en su ranking, sólo 10 estados se acercan al cumplimiento de responsabilidad educativa que les confiere la ley.

Según la segunda edición del ICRE Estatal 2018, las entidades mejor evaluadas con calificaciones entre 6 y 7.9 son: Coahuila, Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala, Baja California Sur, Estado de México, Zacatecas, Nuevo León, Aguascalientes y Chihuahua.

El resto del país, está reprobado con una calificación de entre cero y 5.9.

Los Estados peor evaluados son: Chiapas, Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Jalisco.

Pese a estos resultados, Mexicanos Primero informó que, en comparación con la primera edición del índice, presentada en 2016, el país ha avanzado en materia educativa. “En más de la mitad de los indicadores, vemos un avance positivo en lo global”, afirmó O’Donoghue.

El avance detectado por la ONG, indica que los estados con ‘progreso destacado’ en materia educativa son Sonora, Campeche, Puebla, Tlaxcala, Guanajuato, Yucatán, Baja California Sur y Sinaloa.

En tanto que las entidades en retroceso en materia educativa son: San Luis Potosí, Tamaulipas, Durango, Jalisco, Tabasco, Colima y Guerrero.

El presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, David Calderón, aseguró que muchos dicen que nada ha cambiado en materia educativa cuando la evidencia, sostuvo, va en sentido contrario.
El discurso de ‘nada cambió’ hace de puente que conecta la ignorancia con el desafecto y el desánimo. Produce resignación, o resentimiento, o esperanzas infundadas de que el cambio depende de un hombre, de un partido o de un gobierno […] la transformación no sólo necesita tiempo […] necesita que la defendamos para que lo fundamental se consolide transexenalmente pues el derecho de los niños no tiene caducidad electoral”, conminó.

Dijo también que la Constitución y las leyes, la autonomía del INEE y el activismo desde la sociedad civil no son sexenales, y no cambian al otro día de la elección o de la toma de posesión

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here