EL MISMO FARSANTE DE SIEMPRE

0
533

Pedro Castellanos

Leoncio Morán Sánchez, ex panista y ahora dueño en la entidad del Partido Movimiento Ciudadano, es el mismo farsante de siempre. Cual chango viejo, no aprende maromas nuevas ni entiende lo mucho que ha cambiado el municipio de Colima al que llegó como alcalde en 2003; tampoco, que no se las pega a los miles de nuevos electores.

El comerciante de la política sigue satanizando a los políticos profesionales cuando él lleva 15 años viviendo de esa ocupación, gracias a lo cual ha incrementado su fortuna económica personal que supera con creces la que se agenció como herencia. Su tienda de loza, jergas, tela para manteles, blancos y negros, de la calle Madero, es mera fachada para ostentarse como empresario supuestamente exitoso sin serlo, cuando su fuerte es el negocio de las candidaturas, las franquicias partidistas y los cargos públicos como el de alcalde que de nuevo empecinado está en volver a ocupar.

Leoncio siempre ha tratado de imponer su estilo atrabancado de hacer política y su muy personal visión de las cosas partidistas y de los temas de gobierno. Se mantuvo en las filas de Acción Nacional que en 2003 le dio acogida cuando sus puertas tocó en busca de abrigo y apoyo prófugo de su venido a menos negocio, en tanto obtuvo lo que exigió, mientras pudo imponerle sus caprichos y manipularlo a placer, pero cuando, 2015, le dijo no a sus exigencias y pretensiones, dio el cambiazo haciéndose de la franquicia naranja gracias a las relaciones que estableció con el jalisciense Enrique Alfaro Anguiano en la visita que éste hizo a Colima invitado por los promotores del extinto movimiento “Ciudadanos Construyendo el Cambio”.

Como único dueño del Partido Movimiento Ciudadano en Estado, el “ciudadano” Leoncio partió y recompartió candidaturas a placer reservándose para sí y su primer círculo las plurinominales. No sólo eso, sino que metió su cuchara en la cazuela panista. Al no lograr imponerle al PAN a sus compinches, recogió sus canicas para romper a nivel local la coalición “Por México al Frente”, sin reparar que con ello ponía en riesgo a su candidata a senadora de la República, María Elena Abaroa Lopez, quien con su pajera panista Luís Ladino Ochoa se encuentra anclada en el tercer lugar de competencia senatorial, atrás de Gabriela Benavides Cobos y Fernando Moreno Peña (PRI/PVEM/PANAL; y de Joel Padilla Peña y Griselda Valencia De La Mora (MORNA/PT/PES).

Leoncio Morán Sánchez cree que va en caballo de hacienda hacia la presidencia municipal de Colima porque el gobernador que les prometió a los colimenses que con él como tal iban a vivir felices y seguros, y la gobernadora madre, lo han hecho suyo en pago a sus servicios como esquirol para descarrilar la coalición “Por Colima al Frente”. Prueba de que su calidad de candidato Héctor- nacho-pedro-peraltista, es el respaldo hasta la ignominia de la prensanachoperalta@gmail.com que le aplaude sus ocurrencias y disparates y le pasa por alto su desequilibrio emocional, su permanente actitud rijosa compulsiva.

Leoncio Morán Sánchez puede seguir haciendo cuentas alegres y pensar que su arribo a la alcaldía capitalina es cuestión de mero trámite, pero el domino 01/07/2018 por la tarde noche se dará cuenta de que no recibirá más votos de los que obtuvo en el municipio cuando en 2015 y 2016 contendió por la gubernatura del estado. Además de ser un político ya muy visto, esta vez se enfrenta a adversarios huesos duros de roer y carece de la estructura y del voto duro panistas que siempre disfrutó.
Sin estructura, desgastado por tantos brincos de partido y de candidaturas, impredecible como presume ser, Leoncio Morán Sánchez nada tiene que hacer ante Héctor Insúa García (PAN/PRD), Walter Oldenburg Ochoa (PRI/PVEM), Roberto Chapula De La Mora (PANAL) y Rafael Briceño Alcaraz (MORENA/PT/PES). Al tiempo.

**Leoncio el honesto presume de lo que carece. Fue denunciado en su oportunidad por su opaco manejo de los dineros de la bancada panista en la Cámara de Diputados cuando la muy cuestionada por centavera, Josefina Vázquez Mota, fue su jefa. Tampoco manejó con transparencia los varios millones de pesos que le llegaron para sus campañas estatales de 2015 y 2016.

** Pesos contra centavos a que en las elecciones del domingo primero de julio de 2018 el desfondado PAN de Jorge Luis Preciado Rodríguez y su compadre el estafador de candidatos, Óscar Zurroza Barrera, no ganará más de tres alcaldías y seis diputaciones locales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here