POR LA CAPITAL

0
195

TAREA POLÍTICA
José Luís Santana Ochoa

El alcalde con licencia de Colima, Héctor Insúa García (PAN/PRD), arranca su campaña electoral en busca de la reelección que decididos están a impedirle Leoncio Morán Sánchez (MC), Walter Oldenburg Ochoa (PRI/PVEM) y Roberto Chapula De La Mora (PANAL), como defensor del título logrado en las elecciones de 2015 cuando partió del tercer lugar para en un mes pasar al segundo y de ahí ganarle por apretado margen al priista Óscar Valdovinos Anguiano. El alcalde con licencia que busca la reelección es el candidato obligado a ganar y al mismo tiempo el adversario a vencer por quienes dispuestos están a sacrificarse los tres próximos años por los habitantes del municipio capital política del estado.

Si Insúa García no la tuvo fácil en 2015 menos la tendrá ahora en 2018. A diferencia de entonces cuando iba por la hazaña de lograr la alternancia, ahora los electores guiarán sus votos más por la evaluación de su desempeño como alcalde que por las propuestas de gobierno que les vuelva a hacer. Sus adversarios minimizarán los logros de la gestión insuista y al mismo tiempo le darán vuelo a los supuestos o reales incumplimientos, desatenciones, fallas, agravios y demás negatividades habidas y por haber.

El nacho-pedro-peraltista Leoncio Morán Sánchez le está ya atizando a Héctor Insúa García como a Bucho: duro, tupido y mucho. El ecuánime ciudadano Walter Oldenburg Ceballos tiene enfocadas sus baterías tricolores a tratar de posicionarse ante el electorado para meterse en la pelea que ha iniciado entres dos: Insúa García como puntero y Morán Sánchez al acecho. En una elección que pinta entre tres y medio o tres con tres cuartos, todo puede suceder.

Dado que la estructura formal panista que en el municipio de Colima, igual que en el resto del estado, se encuentra quebrada por la disputa de la dirigencia estatal del PAN, será la que el candidato de la coalición “Por Colima al Frente” pueda crear con sus propios funcionarios, simpatizantes y amigos, sobre la que recaerá la realización de las tareas de proselitismo, movilización y cuidado del voto. A la hora de la verdad, Leoncio Morán Sánchez se dará cuenta de que no le bastará su membrete franquicitario Movimiento Ciudadano para ganar una elección que requiere el respaldo organizacional del que carece, ni el respaldo hasta la ignominia de la prensa peraltista.

Walter Oldenburg Ochoa tiene el reto de lograr que los alicaídos priistas capitalinos recuperen la confianza, el orgullo, el brío y la iniciativa perdidos con tanto circo, maroma y farsa partidistas que han sufrido en los últimos tres años. Después, que de verdad lo hagan su candidato y se la jueguen con él. Con lo que rescate del voto duro priista, la probada capacidad de operación electoral de los liderazgos tricolores de base y el despliegue de una campaña inteligente, el sobrino del dos veces alcalde de Colima, Carlos Vázquez Oldenburg, puede meterse de lleno a la pelea hasta hacerla de pronóstico reservado.

En esa difícil misión Walter Oldenburg Ochoa pudo echar mano de la experiencia que su compañero de planilla, Federico Rangel Lozano, tiene en lides electores, su oficio político y conocimiento del teje y maneje del priismo del municipio que pretende gobernar. Hay que recordar que el ex dirigente de la Sección XXXIX del SNTE tiene tres participaciones como candidato en el municipio, dos como candidato a diputado local (una perdida y la otra ganada) y la más reciente que lo llevó a la alcaldía de Colima 2012/2015. Si el profe Fede toma la campaña de WOO como si fuera la suya propia, pueden dar la sorpresa viniendo de atrás.
Por lo que significa ser alcalde de la capital política del estado en el trienio donde se definen las candidaturas a gobernador, su disputa es con todo por todo. Quien la conquiste el domingo 01/07/2018 tendrá boleto para la grande en 2021. Por ello y otras cositas más, quienes de verdad quieran trascender más allá de este año 2018 deberán echar ya todo su resto, no guardarse nada. Es ahora o nunca.

EL ACABO

* Todo apunta a que Gabriela Benavides Cobos (PVEM), Fernando Moreno Peña (PRI) y Joel Padilla Peña (PT) serán los próximos representantes de Colima en el Senado de la Republica.

* En estos complicados tiempos, los habitantes del municipio de Colima necesitan un alcalde al menos cuerdo, sereno, confiable.

* Gracias a que el Congreso del Estado le adicionó un capítulo especial a la Ley de Salud del Estado de Colima, pronto habrá acciones de salud pública que contribuyan a la prevención, tratamiento y rehabilitación en materia de salud mental de los colimenses, incluido uno que otro candidato locochón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here