Capacitan a nuevos directivos universitarios en materia administrativa y ejecutiva

0
187

*“Uno de los valores más altos de los universitarios es el de la institucionalidad, clave para que la Universidad de Colima funcione de manera óptima en las condiciones de la realidad compleja”: JEHN

Presidido por el rector José Eduardo Hernández Nava y con el fin de orientar a los directivos que hace días recibieron su nombramiento en temas relacionados con su nueva encomienda, este viernes se realizó el “Curso de inducción a directores de Educación Media Superior y Superior”, en el Archivo Histórico de la Universidad de Colima.

“Su presencia hoy es una muestra de lealtad y compromiso institucional; tienen todos mi reconocimiento y mi amistad”, les dijo el rector a los asistentes al curso.

La jornada comenzó con la exposición del abogado general, Elías Flores García, quien habló de la autonomía universitaria, sus orígenes y su contexto legal, tanto local como nacional.

Definió a la autonomía como una facultad de autogobierno y auto-organización, que le permite a la universidad generar sus propias normas para cumplir el fin encomendado, y agregó que “es también un valor fundamental que deja en libertad a la institución para ser lo que es, sin arbitrariedades y siempre dentro del marco jurídico nacional”.

En su turno, el secretario general Christian Torres Ortiz Zermeño habló de la Ley Orgánica de la Universidad, que cuenta con 40 artículos y cuatro transitorios, de los que sólo abordó los relacionados con el Consejo Universitario, máximo órgano de gobierno de la UdeC y del Consejo Técnico, la máxima autoridad al interior de los planteles.

Torres Ortiz pidió a los directivos cuidar que los alumnos y profesores que integren el Consejo Universitario “estén comprometidos con la responsabilidad que implica ser concejal universitario y que además cumplan con los requisitos establecidos, ya que son parte fundamental en la toma de decisiones de la institución”. Solicitó también, se haga lo mismo al integrar el Consejo Técnico de cada escuela o facultad.

A Guillermo Torres García, asesor de Rectoría, le correspondió el tema del Código de Ética y Conducta que la Universidad de Colima establece como parte de su normativa. Comentó que “es importante que los universitarios contemos con un documento de esta naturaleza, sustentado en los valores, ya que el ser humano que los adopte será moralmente bueno y se conducirá en la comunidad de forma ética”.

Dijo también que la implementación del código de ética “da certezas y seguridad al quehacer de los miembros de la comunidad universitaria, quienes coadyuvarán a lograr los objetivos de la institución y acrecentar su prestigio”. Destacó además valores como la lealtad, la justicia y la responsabilidad.

En su momento, Carlos Enrique Tene Pérez, director de Previsión Asistencial del Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria (CEDEFU), invitó a los nuevos directivos a sumarse a los programas y actividades que realiza ese centro en materia de asistencia social, atención psicológica, pedagógica, médica, de protección civil y desarrollo humano, “que tengan como fin la integración de la familia y contribuyan a disminuir las situaciones de vulnerabilidad de hijos de trabajadores, estudiantes, adultos mayores jubilados y de personas con alguna discapacidad, de la comunidad universitaria y de la sociedad misma”.

Carlos Tene enfatizó que “el CEDEFU es la ventanilla única de la Universidad de Colima para realizar acciones sociales”, por lo tanto, de tener alguna propuesta, inquietud o proyecto de beneficio social, éste deberá canalizarse a través de dicho centro.

Otro de los ponentes fue Carlos Eduardo Monroy Galindo, coordinador general de Docencia, quien abordó el Reglamento Escolar actualizado. Esta normativa, basada en la Ley Orgánica, dijo, cuenta con reglamentos de educación y escolares; además, se conforma por lineamientos de aplicación general para media superior, superior y de posgrado.

Monroy Galindo insistió en que la normativa no es para aprobar o no a un alumno, sino para lograr que éste aprenda, y en dicha labor es fundamental la aplicación del modelo educativo Ucol con sus cuatro ejes: un enfoque humanista, centrado en el aprendizaje, con flexibilidad académica y una gestión socialmente responsable.

Después expuso Juan Carlos Vargas Lepe, coordinador general Administrativo y Financiero, quien explicó el funcionamiento de dicha dependencia que está conformada por diez direcciones. Destacó que, desde que Eduardo Hernández asumió el cargo de rector, se puso en marcha el nuevo sistema de gestión, que consiste en un sistema diseñado en línea para satisfacer las necesidades de información y gestión de la UdeC; “a través de él se realiza la solicitud, autorización y asignación de recurso para cada plantel o dependencia”.

El coordinador financiero solicitó a los directivos que busquen también la forma de generar recursos propios, dio lineamientos y procedimientos para la solicitud de recursos en tiempo y forma y pidió apoyar a la institución siendo más austeros; “sí, hay necesidades en los planteles, pero también hay que ver las necesidades de toda la institución”.

Al hablar sobre el manejo de la información oficial, Vianey Amezcua Barajas, coordinadora general de Comunicación Social, explicó que la UdeC cuenta con medios propios de difusión como el periódico El Comentario, la estación radiofónica Universo FM y las páginas oficiales en Redes Sociales como Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, además de la intensa labor que realizan las cuatro direcciones generales de Prensa, de Publicaciones, de Radio Universitaria, así como de Televisión Universitaria y Recursos Audiovisuales.

La existencia de estos medios, dijo, es para difundir el quehacer de la institución de manera correcta, cuidada y lo más completamente posible, asegurando en todo momento la buena imagen de la Universidad. Por eso pidió a los nuevos directivos hacer uso de los canales oficiales y, en caso de requerirlo, la CGCS brindará el apoyo y la orientación necesaria a través de sus cuatro direcciones generales, para fortalecer el trabajo informativo de cada plantel.

Respecto al tema de los servicios escolares, Hugo Barreto Solís, director general de Administración Escolar dijo que esta dependencia “organiza, controla y supervisa todas las actividades escolares administrativas, desde que el alumno ingresa y hasta que obtiene su título”.

Explicó cómo funciona el Sistema de Control Escolar (SICEUC), cómo los alumnos deben llenar los formatos, qué son las tarjetas inteligentes y cómo aprovechar los quioscos de servicios que hay en los cinco campus de la UdeC. Además, felicitó a los funcionarios por su nombramiento y por la oportunidad que tienen de servir a la Universidad.

Para hablar sobre el personal, su contratación y buen manejo estuvo Celso Armando Ávalos Amador, director general de Recursos Humanos. A los directivos le insistió en que no deben olvidar que son directores los 365 días del año.

Solicitó especial cuidado en cosas en apariencia sencillas pero que le ahorrarán a la UdeC horas de trabajo y recursos económicos, como son revisar los datos que cada trabajador tiene en su archivo laboral: el estado civil, el domicilio, el nacimiento de los hijos o los beneficiarios. Además, pidió cuidar el cumplimiento de las ocho horas laborales a las que todos están comprometidos y que los movimientos de personal se hagan con tiempo, no para sancionar, aclaró, sino para cuidar los recursos públicos con los que funciona la institución.

Al cerrar el curso, el rector Eduardo Hernández recordó que “uno de los valores más altos de los universitarios es el de la institucionalidad, clave para que la UdeC funcione de manera óptima en las condiciones de la realidad compleja”.

Dijo a los directivos que la información recibida “les permitirá cumplir mejor con sus funciones y observar las pautas de comportamiento más adecuadas como autoridades universitarias. Tenemos un objetivo común, una meta que nos convoca a todos, que es contribuir a la consolidación del Modelo Ucol y trabajar en unidad y con lealtad en favor de la institución”.

Les pidió, por último, trabajar con respeto y lealtad institucionales, contribuir a la educación de calidad socialmente responsable, y que “como líderes de sus comunidades trabajen para fortalecer la autonomía universitaria, fomentar el desarrollo académico, la investigación científica, la docencia y el desarrollo del perfil internacional de la institución”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here