INFORMES INTRASCENDENTES

0
60

Observador Político
Belisario Romero Sánchez

Si no me equivoco fue en la LVII legislatura local en donde se modificó la ley para que los informes de los gobiernos municipales fueran en diciembre, en vez de septiembre como tradicionalmente se venían haciendo. En ese entonces el pretexto que pusieron los legisladores (mayoría priista) era que tenían que ser acorde al informe del gobernador, ya que éste toma protesta en el ultimo mes del año y junto a él, cada año los alcaldes tenían que rendir su informe de gobierno también en el último mes.

A partir de ese entonces se ha hecho todo un relajo para poder asistir y dar un informe al que por ley los alcaldes están obligados rendirlo ante la sociedad anualmente, informes que han dejado de ser importantes, debido al calor de las fiestas religiosas guadalupanas, posadas y las vísperas navideñas, la alegría de los regalos, la visita de familiares, el goce del aguinaldo, ir a escuchar un informe de gobierno ha pasado a tercer o cuarto término, al pueblo pueblo no le interesa escuchar ni mucho menos asistir.

Cuando estos se hacían en septiembre había más participación social, acudían voluntariamente a escuchar posibles logros y resultados empresarios, lideres sociales, gente de la Iniciativa Privada, ciudadanos y ciudadanas que de alguna forma habían contribuido en el triunfo del proyecto político del alcalde en turno, realmente era una fiesta del pueblo, la gente acudía por sus propios medios, no había necesidad de acarrearlos como actualmente se hace.

En ese entonces los alcaldes eran respaldados por la sociedad, incluso al rendir la lectura, se permitía la intervención de la oposición, en el caso de los municipios, en el caso del ejecutivo de los diputados de la oposición, eran informes interesantes, se conocían las cifras reales y las cifras alegres y era la sociedad la que al final sacaba sus conclusiones, a la que como siempre no se le puede negar la realidad de los hechos.

Hoy definitivamente da flojera acudir a los informes, ya sabemos que dirán lo mismo del año anterior, no se conocerá nada nuevo, los alcaldes acomodan sillas acorde a los invitados, en su mayoría son empleados que están obligados a asistir con la familia para que se vea mucha gente, no se ve gente de la sociedad, gente que durante el periodo de ese alcalde espera resultados, resultados que según están plasmados en la lectura que leerán en dicha sesión.

Hoy lo informes no pasan del saludo, aplausos y un video a veces mal elaborado, incluso, debido a la agenda apretada porque todos se hacen a quemarropa, los sacan por compromiso en una misma semana, saturan hasta cuatro informes por día, al grado que se les complica asistir a las y los y legisladores, así como al ejecutivo estatal, que a veces la ausencia no tanto se debe a cuestiones o celos políticos, si no precisamente al relajo en la organización, de que en cuestión de minutos tienen que trasladarse ya sea desde Cuauhtémoc hasta Manzanillo por poner un ejemplo.
En fin, no sé a quien se le haya ocurrido aventar los informes de gobierno a un mes en donde a las familias lo que les importa es ver qué regalos comprará, a donde saldrá de vacaciones, a qué familiares recibirá en casa, etc, etc.

Los únicos interesados u obligados en asistir hoy en día son los proveedores, trabajadores, amigos y familiares del alcalde en turno, pero no a la gente que en verdad debe conocer los posibles logros de la administración, las cifras y los buenos resultados, y lo que echó abajo la esencia de las administraciones fueron precisamente esos diputados locos, que bien nos fue en que no desaparecieron esa obligación constitucional, esperemos que no lleguen otros locos y ahora si la retiren.

Por el momento, esos eventos insisto, sirven como medición política y de aplausómetros, pero nada serio en cuanto a informar la realidad, logros y resultados, buenas y malas, pues hasta eso debe de haber, hay de todo en el ejercicio de una administración, no todo es miel sobre hojuelas.

Aunque para informar las acciones y logros están los medios a través de ahí lo pueden hacer durante todo el año, pero muchos alcaldes le tienen pavor o lo gastan en otras cosas, y el día del informe, desesperados por cacaraquear los logros, destinan en impulsar su imagen el poco presupuesto que les quedó.

Como les decía al principio, ahora los informes se han vuelto todo un relajo, al menos los que hasta el momento lo han hecho no han sorprendido, todo es lo mismo, mismo formato, incluso según para “ahorrar” usan hasta el mismo material. La gente de a pie prefiere mejor ahorrarse lo del camión en vez de asistir a un informe en donde verá y escuchará lo mismo, porque ni agua le regalarán. Es cuanto.

BAJO LA LUPA
(Lupazos Políticos y otros temas)

***LUPAZO I: A todos sorprendió el arreglo que se dio en las cúpulas nacionales entre los partidos que ya conforman el Frente por México, y hablo de sorprendidos porque se fueron entre el paquete personajes políticos locales que con sus puras siglas no ganan, no les alcanzaría debido a la poca militancia y simpatizantes que tienen.

En el caso del PRD tienen pocos y todos andan por su lado, el tecomense Jorge Luis Reyes Silva no sabe si al final se va al PRI o con MORENA, pero no se le ven ganas de aliarse con los panistas, José Rojo Álvarez también tecomense le trabajó a Nacho Peralta en las pasadas elecciones, recibió billetes del PRD (Vía Dolores Padierna) y aparte del PRI(hoy es empresario michelero y cubero), y si esta vez lo buscan, se volverá a ir al mejor postor, pero no al PRD, al menos que le garanticen un huesillo.

El MC ni se diga, salieron peleados y huyendo del PAN que no creo que ahora regresen con la cola entre las patas. En fin, esto se pondrá interesante, el PAN en lo local, solo se los lleva por mucho tanto al PRD como al MC. La única rescatable es la perredista Marta Zepeda, ha picado en piedra y aún conserva credibilidad.

***MEGALUPAZO: Como bien lo dijo mi amigo José Luis Santana Ochoa, mejor conocido como el Bigotón, en su columna reciente Tarea Política escribió que los panistas deberían de tomarle la palabra a la alcaldesa porteña nuevamente panista Gabriela Benavides Cobos, que ha dicho que si el PAN la respalda iría por la relección. ¿Ira ir en contra de su mentor verde ecologista Virgilio Mendoza?, que también aspira gobernar Manzanillo por tercera vez o ya encarrilado, candidato a senador. Tómenle la palabra a ver si es cierto. Es cuanto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here