Home / Opinión / BANDA BORRACHA

BANDA BORRACHA

La Manera de Opinar de…
José Gilberto Ibáñez Anguiano *Columnista #G8 Independiente

¿Qué pasa con esa Secretaria de Salud a su indigno cargo, médico cirujano unamita Ignacio Federico Villaseñor Ruiz?. Usted y sus funcionarios siguen desafinados como la Banda de Mike Laure, no dan una. El Hospital Regional Universitario sigue sin practicar cirugías ya programadas porque a la hora de la verdad resulta que ni medicamentos a la hora de anestesiar a los pacientes tienen. Su tan publicado Hospital Materno Infantil sigue en veremos, todo un elefante blanco, está como la Carabina de Ambrosio que ni sirve ni funciona.

Ignacio Federico Villaseñor Ruiz dirige la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado con mano temblorina porque, como médicos del sector salud dignos de fe le han informado a este guapachoso Columnista, todas las tardes “anda borracho, está borracho”, y por lo mismo aseguran, no puede atender como debiera las graves carencias que a diario sufren sus trabajadores en perjuicio de miles de pacientes provenientes de toda la geografía estatal y franjas circunvecinas.

Dicen testigos de calidad que Ignacio Federico toma para olvidar, para evadirse, y que aunque ya tuvo dos que tres sustos en Urgencias de la Clínica Miguel Trejo Ochoa del ISSSTE y en Emergencias del Hospital Regional Universitario, más tardan en estabilizarlo que en volver a ahogar sus penas directivas en el pernicioso alcohol.

“¡Ahora los clarinetes desafinados!”. Y el piano desafinado, paren esa música por favor. Paren esa música maestro, ¿Qué pasa con esa Banda maestro?. Lo que pasa que la banda está borracha, está borracha…”. Mike Laure y sus Cometas van borrachos. Andan borrachos, están borrachos. Cantaba Mike Laure y sus Cometas, pero en el caso de Ignacio Federico Villaseñor Ruiz y la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado, las cosas están como para llorar en lugar de cantar, mucho menos bailar.

En donde la aprietan brota la pus de la corrupción en la Dependencia que lleva ya varios sexenios siendo saqueada inmisericordeamente, y cada vez el deterioro de los servicios médicos que debería prestar con calidad y calidez son más deficientes igual que las campañas sanitarias que no han podido erradicar los mosquitos transmisores de las fiebres que mucho han hecho sufrir a los colimenses.

Todo porque sus funcionarios sin escrúpulos no más están viendo que dinero se joden. Para colmo, entre los “Colaboradores” de Villaseñor Ruiz y los traficantes de influencia que los rodean hay varios jarochos que traen la escuela del ex gobernador rata de Veracruz, Javier Duarte De Ochoa. Desde luego todo con el visto bueno y el respaldo del des gobernador José Ignacio Peralta Sánchez. Por elemental caridad cristiana, “Nachito” debería de internar cuanto antes mejor a su dipsómano funcionario en una clínica que le atienda su adicción y salve su puño de años, colocando en su lugar a quien saque el buey de la barranca de la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado antes de que les explote el cuete en su cara.

El horno re-electoral no está para bollos, así es que más le vale ocuparse en serio y a fondo a buscarle la cuadratura al círculo de la salud antes de que para él sea demasiado tarde. En tanto a seguir cantando como Mike Laure y sus Cometas la banda borracha.

Por lo pronto Ignacio Federico Villaseñor Ruiz anda al más puro estilo de la La Trakalosa de Monterrey. Borracho de amor de bar en bar me voy bebiendo tus recuerdos perdiendo los modales y el dinero acabo sin sentido besando
tu fantasma en un rincón. ¡Pásela bien!.

About Belisario

Te podría interesar

Identidad Profesional. II de IV

VIVENCIAS *Carlos Alberto Olvera Sánchez Fecha importante para el magisterio es la del 13 de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com