Home / Opinión / Las Pensiones como problema político

Las Pensiones como problema político

Carlos Ramiro Vargas

El asunto de las pensiones de los trabajadores al servicio del estado de Colima, se ha convertido en un serio problema para el gobernador de Colima, Ignacio Peralta de Sánchez, quien como sus principales secretarios no pueden disimular ni tantito, su desprecio total por la clase trabajadora de Colima y en general, por los pobres de este país; pues la iniciativa de ley enviada al respecto por el gobernador de los colimenses, al Congreso estatal, recientemente, de entrada le da una patada a los sindicatos gubernamentales al expulsar del Consejo de Administración de las Pensiones de los trabajadores al representante de éstos, como si administrar un fondo público financiero en este caso destinado a los jubilados al servicio del gobierno estatal, fuese facultad perteneciente nada más a la parte patronal, es decir, y en este caso, al gobernador y sus secretarios de administración, economía y finanzas.

La respuesta por parte de los sindicalizados del gobierno estatal no se hizo esperar, y ya para el martes 28 de noviembre, el ex líder de los sindicalizados del estado y uno de los más fuertes pilares del anguianismo en el poder del 2009 al 2015, Martín Flores Castañeda, dio una respuesta contundente al equipo de gobierno peraltista, enmarcado en una de las tendencias más enemigas de la clase trabajadora mexicana existente dentro del PRI colimote y nacional, para los cuales, todo supuesto avance económico se traduce en Privatizaciones o venta indiscriminada de los bienes públicos a los Cuates, -como ya aconteció con el parque público y Zoologico regional-, y como si se les permite incluso sucederá con los Fondos de Pensiones de los trabajadores.

Es así que de acuerdo a Flores Castañeda mediante una inteligente campaña de difusión, en los principales medios locales electrónicos, radiales e impresos, expone que no están de acuerdo en 30 de los artículos de la iniciativa de ley de Pensiones enviada al Congreso por nuestro gobernador porque contienen “Vicios de Inconstitucionalidad”, que atentan contra la clase trabajadora, como el hecho de que no los hayan consultado ni tomado en cuenta en lo más mínimo-, “a diferencia de lo que declaró el secretario de Finanzas peraltista, Kristian Meiners, como se ve estimado lector, al estilo impuesto desde la coordinación de comunicación social del gobierno estatal, es decir, con mentiras, que es lo único que saben hacer el titular de dicha -Coordinación-, Fernando Cruz alías el Pollo y su antes patrón, Alberto Ramos Zaragoza.
Agregando a ello el estilo de por sí déspota de tal secretario.

En segundo lugar, la iniciativa de ley de Pensiones peraltista, agrede los Principios Básicos del Derecho laboral, como son, Objetividad, Certeza, Proporcionalidad, Equidad, Subsidiaridad, Derechos Humanos y Laborales, puesto que ni siquiera manifiesta en tales contenidos del articulado mencionado, la mínima Seguridad Jurídica. En Términos de Flores Castañeda.
“Puesto que por ningún motivo se puede transitar a un nuevo instituto de Pensiones como propone el gobierno estatal, sin antes definir que se hará con la actual Dirección de Pensiones del Gobierno del estado, y sin antes haber concluido la auditoria al OSAFIG, y sacar cuentas de lo que se debe a los trabajadores sindicalizados”.

Nosotros no tememos en lo más mínimo a tal Auditoria, comenta el líder sindical por excelencia del anterior gobierno anguianista, pues Meiners nunca ha dicho que desde el tiránico y porril gobierno de Fernando Moreno Peña, 1997/2003, el gobierno del estado empezó a dejar de pagar la aportación que por ley debió haber hecho al Fondo de Pensiones, y de ahí para adelante pasando por los dos ex gobernadores fallecidos en circunstancias más que trágicas, Gustavo Vázquez y Silverio Cavazos, para proseguir con el gobierno del economista egresado de la Universidad de Colima, Mario Anguiano y el del actual, econometrista egresado de la catedral del Neolieralismo a la mexicana,el ITAM, Ignacio Peralta; quien tampoco ha hecho la obligada aportación.
Por lo que en total se adeuda a los trabajadores en dicho Fondo, mil millones de pesos. Al cambio actual. Tras 19 años de irresponsabilidad gubernamental.

Puesto que desde 1953, año en el que fue constituido tal Fondo, los trabajadores sindicalizados han aportado religiosamente el 5 por ciento de su monto salarial global, anual, no así desde 1997 el gobierno del estado, a quien corresponde pagar el uno por ciento de su presupuesto anual.
Entonces, agrega Martín Flores, hasta que no se pague esa deuda no se puede constituir un nuevo instituto de Pensiones, como pretende el actual gobierno radical neo/liberal, estatal, des/conociendo el adeudo billonario de la parte patronal.
La redacción de la iniciativa de Ley peraltista y plenamente pan/priísta, dada la actual composición del gobierno estatal, sólo apunta a la creación de un nuevo Instituto pensionario pero sin mencionar cómo y para cuándo se integrarán esos mil millones de pesos a la nueva Institución.

-En este punto, Martín Flores, nunca dijo por qué el sindicato único de trabajadores al servicio del estado de Colima, permitió,* desde el mandato del ex tirano echeverrista, Fernando Moreno, pasando por todos los demás, la falta de pago a Pensiones del estado; o por qué nunca ha pedido explicaciones de qué se hizo con los mil millones de pesos adeudados hoy, por la administración peraltista; o por qué Flores Castañeda o el sindicato del Ayuntamiento de Colima, por ejemplo. permitieron la sobre/contratación de personal que luego fue sindicalizado por el anguianismo priísta, tanto en la alcaldía capitalina donde gobernó Anguiano Moreno, o en el mismo gobierno del estado, en pago a su apoyo a las sucesivas campañas electorales del pri y del ex/gobernador, aumentado irracionalmente la Cuenta Corriente* del gobierno estatal, de quien se sospecha junto con no más de 10 colaboradores, hicieron perdidizos otros tres mil millones de pesos.

En todo caso, las consecuencias perversas de semejante falta de pago las viene pagando el actual gobierno peraltista, y los pensionados, sobre todo los más ancianos, quienes padecen incluso los de la sección 39 del magisterio estatal, los estragos de la crisis financiera que tiene ahogado al fondo de pensiones, en la falta de medicamentos y servicios médicos que todavía durante el anguianismo fueron mantenidos.

La Situación pues, es insostenible para las agobiadas finanzas estatales, presa de una deuda que bien supera los tres mil millones de pesos, y sobre la cual, hay demasiada opacidad informativa.
En tanto no se sepa que pasó con esos mil millones de pesos, el gobierno y sus auditores deben de incluir en las investigaciones judiciales a los ex gobernadores vivos referidos, quienes además de estar nadando en dinero y propiedades, gozan, incluidos los que han sido interinos como el actual secretario de Gobierno, Arnoldo Ochoa, pensiones por mono que ascienden a 150 mil pesos mensuales más guaruras.

Cuando además Moreno Peña cobra como ex rector de la universidad de Colima, mediocre sitio 25 a nivel nacional entre las 50 universidades públicas y privadas más destacadas del país, otra jugosa pensión por 150 mil pesos al mes, sin que ninguno de los diputados de “oposición”, sean panistas, panalistas, petistas, pevemistas, se pronuncien al respecto. Como nunca hizo la parte patronal, aquí en el estado, pues antes por el contrario han aplaudido hasta el cansancio todos los actos centrales de los sucesivos gobernadores priístas, hasta la fecha, en el que el gobierno peraltista pretende desconocer en el nuevo instituto el billón de pesos adeudado a los trabajadores.

La política pensionaria del nuevo gobierno pan/priísta de Nacho Peralta, raya en el fascismo al borrar por descontón del Consejo de Administración a los representantes sindicales, para constituir un nuevo Consejo Administrador del Fondo de Pensiones con puro consejero proclive a la clase empresarial, aumentando de ocho a diez consejeros dizque ciudadanos, incluyendo a miembros de la Coparmex y hasta de Nafinsa, y todavía pagándoles ocho mil pesos por sesión de “trabajo”. ¿Si eso no es fascismo señores/ lectores, entonces, qué es?.

Hasta ahora, Morena Colima no se ha pronunciado al respecto, como No tiene posición en los más agudos problemas del estado.
Carlos Ramiro Vargas, Colima, Colima, MX. 07, XII, 2017.
Todos los Derechos Reservados.

About Belisario

Te podría interesar

Identidad Profesional. II de IV

VIVENCIAS *Carlos Alberto Olvera Sánchez Fecha importante para el magisterio es la del 13 de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com