Nachito: flojito y cooperando

0
110

“El poder es como las armas… es peligroso en manos de pendejos”
El Filósofo de Güémez.
www.enlacemanzanillo.com
Javier Montes Camarena * Locutor y Periodista
Lunes 07 de Marzo 2016

Déjenme decirles que los 128 días que corren del 1 de noviembre (2015) a marzo 7 de 2016 determinarán la posibilidad del sexenio peraltista y en buena medida, de Colima.
En este apretado y reducido lapso, infinidad de interrogantes de cara al porvenir inmediato y mediato tienen ya respuesta: José Ignacio Peralta Sánchez (a) el “asquitos” ha perdido ya, su virginidad…política.
Si bien el intenso acontecer invita a mirar sólo lo que manifiestamente se ve, pero no a escudriñar lo invisible, o, a atender lo urgente, pero no lo importante, por ello, el tiempo colimense obliga a no perder de vista la triste realidad del “asquitos” como gobernante.
Ese tiempo exige ajustar la mira ciudadana para ver las piezas del rompecabezas estatal en su conjunto y no sólo ésta o aquella otra pieza.

En estos 128 días (dicho de manera metafórica) Colima juega al jenga: el pasatiempo que exige habilidad física y mental para desmontar pieza por pieza una torre compuesta por pequeños bloques de madera sin que ésta se derrumbe, pero modificando su objetivo.
No se trata de ver qué político pierde al provocar el colapso, sino de ver si el conjunto de secretarios es capaz de desarmar la torre y armar otra mucho más sólida y, ojalá, más alta.

Es un juego de destreza e inteligencia política, en el marco del desbarajuste de la descomposición interna del gabinete peraltista, su partido (PRI) y el distanciamiento de estos, con los colimenses.
Acusado el mandatario colimense José Ignacio por su tía la Gobernadora madre (el poder tras el trono) como indolente, indeciso y majadero por llegar tarde a sus compromisos políticos, la noche se le vino encima al “asquitos”, la pifia en el nombramiento fallido del Procurador de Justicia lo exhibió como un gobernante ignorante de la ley, visto con benevolencia, quien se dice gobernador no escapó a la manía de la administración anterior de Mario Anguiano Moreno de entender la parte por el todo, pero visto con malevolencia Nachito se mostró “flojito y cooperando”.

Visto con malevolencia, el nuevo gobierno libró la tentación de confrontar a la mayoría en el Congreso del Estado hasta paralizar a Colima. Se ha apoyado en sus viejas estructuras comandadas con políticos desechables como el secretario General de Gobierno el “Chupitos” Arnoldo Ochoa González y su socio, el inútil y desfasado titular de la Consejería Jurídica del Poder Ejecutivo del Estado, Andrés García Noriega, ambos, contribuyeron a que el “ascos” perdiera de una vez y por todas su “virginidad” …política.

Por salud política, ambos, deben salir del gabinete, dejarlos complicará más la travesía por el desierto del “asquitos”.
Visto con malevolencia va conciliando con integrantes de la oposición (Indira Vizcaíno ex del PRD es el vivo ejemplo de “tranzar” por encantos femeninos, no por capacidad administrativa) al igual que su socio Mario Anguiano Moreno.

José Ignacio Peralta Sánchez (a) el “asquitos” dobla la mano (dije dobla, no que se le cae la mano, yo no ando de llevado) ante la más mínima presión de líderes políticos ratas y sinvergüenzas que le enjaretan a sus hijos y nueras en su administración (uno en Fomento Económico, la otra, en Turismo) a sabiendas que son “aviadores” de cuello blanco que nunca se paran a trabajar, y eso, Don “ascos” es corrupción, aquí y en China. Por lo tanto el mandatario José Ignacio Peralta Sánchez es un corrupto. Muy pronto aflojó.

Pero el escenario asoma peor. La inseguridad reinante en el Estado lo encueran, las cifras y los acontecimientos violentos en los municipios de Tecomán, el puerto de Manzanillo y la ciudad Capital nos muestran un cuadro muy complicado, sobre todo, porque no hay una estrategia para derrotar al crimen organizado que día a día nos deja varios muertos en las calles, balaceras y una gran cantidad de “bolsas” con restos humanos descuartizados entre los que se cuentan varias mujeres.

¿Y el “asquitos”? En la pendeja, de viajero frecuente, indeciso, ausente, despreocupado, asustado, flojito y cooperando, solo, sin saber qué botón apretar o que babosada alcohólica le va a decir el “Chupitos” Arnoldo Ochoa González quien se dice la eminencia luminosa del gabinete.

En estos 128 días con múltiples frentes abiertos, José Ignacio se juega su sexenio desarmando la administración y olvidándose de rearmar el jenga de la estructura estatal, por lo que requiere, andar de prisa, cuidarles las manos al primer círculo de sus funcionarios que ya abusan de sus riquezas insultantes “inaugurando” albercas en zonas residenciales cuando el pueblo de Colima sufre carencias económicas o de sus estupideces al despedir a muchos empleados que le han servido a Colima durante muchos años y que han sido echados de esto que dicen que es gobierno.

La exhibición que dieron de prepotencia e importamadrismo los secretarios de Salud, el exrector de la Universidad de Colima, Carlos
Salazar Silva (corrupto como el que más) y el Clown secretario de Fomento Económico Carlos Domínguez Ahedo es la muestra palpable de cómo el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez (a) el “ascos” carece en su administración de oficio y sensibilidad política, congruencia y honestidad.

Nachito está saliendo peor que su cómplice el ladrón Mario Anguiano Moreno, pero no desesperen, lo peor está por venir. Al tiempo.
Lo dicho: Lo que mal empieza mal acaba.
Avisados están.
Ahí se ven.

ENLACITOS

SUGERENCIA: A los columnistasnachoperalta@.com les recomiendo leer la columna “Perfil del político exitoso” del poeta y escritor Rogelio Guedea, creo que les puede servir para enderezar no sólo el rumbo sino su dignidad. De nada.

ADVERTENCIA: Manzanillo no sólo es zona de guerra donde diariamente ejecutan tres o cuatro personas, también aparecen diariamente bolsas con restos humanos de mujeres y hombres, inseguridad total en el puerto colimense, amén, del abandono de la ciudad por la autoridad municipal que tiene a la ciudad hecha un mugrero, vamos, hasta mi padrino Gildardo García Beltrán lo reconoce y, eso, ya es mucho decir. Señores turistas…avisados están.

ESTÁN JODIDOS TODOS USTEDES: Lo que faltaba en las filas priistas porteñas, en la celebración de aniversario el orador oficial partidista fue nada menos que un tipo argüendero, falso, acomodaticio, servil y corrupto como el Güero José Luís Santana Rodríguez, quien es muy mal ejemplo para las juventudes priistas por su proclividad a servir de tapete. Pobres.

Me puedes leer en: ipuntocom.mx = portalzlo.com = elobservadornoticias.com = noticiasmv.org

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here